| Inicio | Contáctenos | Ayuda |
 

Geografía
Historia
Clima
Flora y Fauna
Carnavales y Otras Fiestas
Mapas
Web cam en vivo 24 horas!
Últimas Noticias
Cultura Canaria
Restaurantes
Los Guanches
El tiempo hoy
Inmobiliaria
Aduana
Centros Sanitarios
Consulados
Regulaciones Aeropuerto
Regulaciones Sanitarias
Contáctenos
Ayuda
Galería

Ads By CiberSpaces




 
Historia.

Para quienes se encargan de hurgar en las raíces históricas de los pueblos les resulta agradable afirmar que desde las primeras narraciones legendarias o históricas, sobre Canarias, mayormente se hiciera mención a Tenerife, una isla que también fue bautizada como Nivaria, debido a que la estampa de una enorme montaña nevada, visible desde muchos kilómetros a la redonda, emergente por encima de las más elevadas nubes, debía impresionar vivamente a aquellos antiguos navegantes.

Hasta su conquista por los europeos, hecho que se extendió durante casi todo el siglo XV esta Isla se hallaba habitada por una población, posiblemente de origen norteafricano, sumida en el paleolítico, aunque con ciertos atisbos de una cultura ligeramente superior en lo que se refiere al aspecto religioso y artesanal.

Los guanches-moderadores prehispánicos de Tenerife-vestían toscamente con pieles y todo apunta a que ignoraban el arte de la navegación, sin embargo momificaban a sus muertos con técnicas muy eficaces e incluso existieron ejemplos de que eran poseedores de un gusto especial por los adornos.

Se ha escrito que autores antiguos -y aún algunos modernos- opinan que las Islas Canarias fueron los restos visibles y más elevados de un continente hundido: La Atlántida, mientras que los guanches serían los descendientes de los atlantes. Los hijos y nietos de los habitantes de las montañas de aquel legendario mundo, que, de pronto, tras la hecatombe, se habrían visto transformados en isleños a su pesar.

De igual modo se ha precisado que cuando los conquistadores españoles llegaron a Tenerife, la isla estaba repartida en nueve pequeños reinos o menceyatos y cada uno se encontraba dirigido por un monarca o mencey, a quién asesoraba una asamblea de ancianos.

Téngase presente que la conquista del archipiélago se había iniciado en 1402 con las incursiones de Jean de Bethencourt y Gadifier de la Salle, en nombre de Enrique III, en Lanzarote, Fuerteventura y El Hierro, tierras que se anexionaron con cierta facilidad a Castilla, en tanto Fernán Peraza hizo lo propio con La Gomera.

La última de las islas conquistadas fue precisamente Tenerife, hecho que fue posible tras sangrientas luchas donde los españoles, dirigidos por el adelantado Alonso Fernández de Lugo, sufrieron alguna que otra derrota espectacular, como la de La Matanza en 1494.

Canarias muestra su vinculación con América de una forma muy interesante y es que ha estado unida a ese continente al servir como trampolín obligado de las naves que hacia allá se dirigen.

También este archipiélago fue permanente punto de mira de piratas y potencias extranjeras. La historia recoge que en 1797 el almirante Nelson trató de tomar con sus naves Santa Cruz de Tenerife y fue derrotado en una arriesgada operación por las tropas del general Gutiérrez.

Las Islas Canarias, debido a su situación geográfica, han mantenido ciertas particularidades económicas y administrativas con respecto al resto del territorio nacional y ello queda patentizado en algunas legislaciones adoptadas como son los casos de la llamada ley de puertos francos de finales del siglo XIX (1872) así como en la creación de los Cabildos Insulares que vienen a ser una especie de gobiernos insulares (1912) y también con la puesta en marcha de la ley de Régimen Económico-Fiscal especial para el archipiélago.

Recordemos que a partir de 1982 Canarias pasó a convertirse en Comunidad Autónoma y, en 1986, se integró, con el resto del Estado Español, en la Comunidad Económica Europea a través de un modelo diferenciado.

Ads - CiberEspacios

 
Ads - CiberEspacios

| Inicio | Contáctenos | Ayuda |